¿Alguna vez has navegado por Internet y encontrado anuncios de cuentas de ahorro con tasas altas, préstamos inmediatos increíbles? Muy probablemente, estas compañías que veas anunciadas, sean unas FinTechs.

¿Qué son las FinTechs?

Las FinTechs son un fenómeno a nivel mundial que están desplazando a la banca tradicional. Según la CONDUSEF actualmente operan alrededor de 158 FinTechs en el país. Sin embargo, pese a su crecimiento, el término FinTech, sigue siendo desconocido por gran parte del público.

El término “FinTech” es una abreviación de “Financial Technologies” (Tecnologías Financieras) según Investopedia. Hoy en día FinTech se refiere a las empresas dentro del sector financiero que han centrado sus esfuerzos en el uso de tecnologías de información compitiendo directamente con la banca tradicional.

¿Qué hacen las FinTechs?

Muy sencillo, hacen a un lado las prácticas tradicionales de construir sucursales como única forma de expandir sus operaciones y le dan prioridad a la digitalización de los servicios financieros con la ayuda del internet. La ventajas y flexibilidad que las empresas FinTech han introducido en el mercado, están generando una verdadera revolución en el sistema financiero.

La principal ventaja es la capacidad de ofrecer servicios financieros de forma más eficaz y menos costosa que la Banca Tradicional. El no tener que lidiar con el inmenso costo de mantener cientos de sucursales y pagar por una enorme burocracia, les permite a las empresas FinTech enfocar su inversión en las tecnologías de información y comunicación con beneficio directo al público. Esto les da agilidad, flexibilidad y capacidad de adaptación que las gigantescas corporaciones que han dominado la industria financiera no pueden replicar.

No obstante, existen diversas otras ventajas que tienen las FinTechs sobre la banca tradicional, a continuación te mencionamos las tres más importantes:

3 Principales ventajas de las FinTechs

  1. Son negocios que compiten por ofrecer el producto con más beneficios para el cliente.
    • La agilidad de operación y la eficacia en costos es lo que permite a las FinTech ofrecer tasas de interés y de rendimiento mucho más atractivas para el usuario del sistema financiero que los que ofrece la banca tradicional. Su capacidad de adaptación de las empresas FinTech permite a los pequeños empresarios, particulares, así como a emprendedores, acceder a servicios y productos usualmente reservados para grandes inversionistas en la Banca tradicional.
  2. Los productos que ofrecen vienen de las necesidades del cliente.
    • La flexibilidad de las empresas FinTech está cambiando las expectativas de los clientes del sistema financiero. La integración de las tecnologías digitales en la vida diaria de los usuarios ha generado un público que exige servicios financieros que se adapten a sus nuevas necesidades.
  3. Son un negocio enfocado en la democratización del producto
    • Las FinTech están liderando la democratización de los servicios financieros y están posicionadas para adaptarse inmediatamente a las necesidades de los usuarios y con ello creando un mejor y más fértil ambiente de negocios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here