¿Cómo preparar un fondo de emergencia?

Enero 28, 2020 | SuperConsejos

Imagínate qué pasaría si, de imprevisto, hubiera que reparar la instalación eléctrica de tu casa o si el día de mañana, de pronto, te encontraras sin trabajo. ¿Estarías preparado para cubrir los gastos inesperados? Contar con un fondo de emergencia es crucial para tu salud financiera.

Como el futuro es incierto, debemos estar listos para enfrentar gastos en caso de emergencia. El fondo de emergencia es una cantidad de recursos depositada en una cuenta de ahorro que debe estar disponible exclusivamente cuando sucedan imprevistos y sea necesario incurrir en gastos extraordinarios.

Podemos entenderlo como una especie de seguro personal al que vamos a tener acceso si se presenta algo inesperado. La principal función de este fondo es asegurar que contemos con liquidez aunque suceda una tragedia.

Contar con un fondo de emergencia es el primer paso hacia el ahorro. Antes de empezar a invertir o a ahorrar para distintas metas, debemos estar preparados para lo peor.

¿Qué pasa si no tengo fondo de emergencia? 

No contar con un fondo de ahorros para cubrir imprevistos puede tener consecuencias indeseadas en nuestras finanzas personales. La mayoría de las veces, es inevitable correr con esos gastos extraordinarios, y si no tienes un fondo de emergencia, adquirir esos recursos podría representar un costo financiero alto.

Para cubrir un gasto de emergencia cuando no cuentas con un fondo de ahorro adecuado podrías:

  • Pedir un crédito: Adquirir deuda sin haberla contemplado puede afectar notablemente tus finanzas personales. Además, también debería considerarse que, en una situación de emergencia, el estrés emocional podría hacerte no tomar las mejores decisiones financieras y acordar condiciones crediticias no óptimas.
  • Pagar con tarjeta de crédito: Dependiendo del tipo de tarjeta, el crédito puede ser muy costoso, y destinar ingresos a cubrirlo podría redirigir recursos que, de otra manera, podrían estar generando rendimientos.
  • Disponer de inversiones de largo plazo: Si decides liquidar inversiones que tenías planeado cobrar en un plazo mayor, podrías incurrir en el costo de oportunidad de no recibir rendimientos por ese monto.

¿Cuándo debo usar mi fondo de emergencia?

Como su nombre lo indica, es un fondo que exclusivamente debes usar en caso de emergencia. Prepara una lista de situaciones contra las que quisieras protegerte y asegúrate de solo usar el fondo cuando una de estas ocurra.

Por ejemplo, tu lista puede verse así:

  • En caso de desempleo
  • En caso de accidente de tráfico
  • Desastres naturales
  • Problemas legales
  • Enfermedad grave o lesión por accidente
  • Daño del inmobiliario doméstico

¿Cuánto debo guardar en mi fondo de emergencia? 

El fondo de emergencia debería consistir en alrededor de 3 meses y 6 meses de ingresos. La idea detrás de esto es que cuentes con la liquidez suficiente durante un periodo considerable de tiempo. Piensa en cuánto te tomaría encontrar un trabajo si, de pronto, te encuentras en una situación de desempleo.

¿Dónde debería depositarlo? 

Tu fondo de emergencia debe estar en una cuenta de ahorro a la que tengas acceso cuando necesites disponer de ese dinero. La banca tradicional ofrece cuentas de ahorro, pero ofrece, en promedio, 1.8975% de rendimientos de acuerdo al Boletín Estadístico de Banca Múltiple publicado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en enero de 2020.

Sin embargo, existen opciones más atractivas en otras instituciones financieras. Hay plataformas en línea que ofrecen rendimientos superiores a la banca tradicional. Si te interesa depositar tu fondo de emergencias en una cuenta de ahorros con rendimientos superiores a Cetes, revisa nuestras inversiones en línea aquí.